Rafa, 6 meses

Es normal que  algunos bebés me lo pongan más fácil que otros pero lo de este niño fue un visto y no visto! Estuve solamente 30 minutos de sesión y todo fueron sonrisas y descubrimientos, nunca se había mantenido tanto tiempo sentado el solito.

Yo me quedé alucinada porque ya hacia por gatear, se quedaba el solo sin ayuda sentado y se daba la vuelta con mucha facilidad. Y todo esto sin quejarse ni un solo momento y sonriéndome sin parar!

Él estrenó mi nueva cesta, un capazo de carricoche de mimbre. No paraba de coger los flecos de la manta! Jajaja! Estaba auténtico!

sin comentarios
Comentario

Tu e-mail nunca será publicado o compartido. Los campos obligatorios están marcados *

Menu