Pepe y Diego – Fotografía de bebés

Pequeño resumen de lo que fue una sesión de 3 días. Dos mañanas y una tarde para que yo sintiese que había hecho bien mi trabajo.

Hay un refrán que dice a la tercera va la vencida, y que razón…

La primera mañana fue imposible conseguir una foto de los juntos, no tenían ninguno de los dos un buen día. La segunda mañana conseguí suficiente material de Pepe, pero aun sentía que necesita fotos de los dos, así que, llegó la tarde y conseguí mucho más de lo que me imaginaba… Diego terminó la sesión diciendo “Gracias por estas fotos” y me dio un beso. Algo tan humilde y sencillo convierte a una fotógrafa cansada en una persona feliz!

sin comentarios
Comentario

Tu e-mail nunca será publicado o compartido. Los campos obligatorios están marcados *

Menu