Córdoba – Unos días de vacaciones y reflexiones

Estas vacaciones no estaban planeadas, en realidad tendría que haber esperado a Navidad para poder disfrutar de más de un día libre seguido pero hay pocos que saben que en «mis vacaciones» de Agosto sólo pude desconectar 4 días en lugar de los 15 que tenía planeados pero cuando uno es autónomo y su trabajo depende de uno mismo no le queda otra.

En principio iba a cogerme 2 días libres porque mi hermano y mi cuñada venían de visita a Cartagena, y no hay nada como dedicarle tiempo a la familia cuando entre ellos es como más agustito te sientes. Después otros 3 días para irnos de viaje con unos amigos y su hijo a Córdoba.

Conforme se acercaba esta fecha yo cada vez iba acumulando más cosas que hacer, cosas pendientes, cosas que no son solo procesar fotos o hacer sesiones, sino buscar unos proveedores nuevos para 2014, hacer pedidos, actualizar alguna que otra cosa en la web… Vamos cosas que no se hacen solas y que si trabajas sola al final o lo haces tú o tú. Aún hay amigas que esperan sus sesiones desde Mayo, y yo todavía no he tenido ni tiempo de ponerme a ver con tranquilidad mis fotos de Portugal, y ya ni hablar de mi cabeza llena de canas(esto lo he solucionado ya porque este post lo llevo escribiendo desde hace una semana!!!) o del poquiiiiisimo tiempo que me queda para ver a mis amigas con las que poder desahogarme y sencillamente reír hasta que me duela la mandíbula.

Creo que no hay nada mejor que cuando más agobiada estás y no sabes por donde empezar de todo lo pendiente, es dejarlo todo y desconectar. A la vuelta seguirá estando ahí si, pero tu mente estará más despejada y tú con más energía para poder cogerlo todo con más ganas y más energía.

Estamos de acuerdo que ser mamá es un trabajo para el que no hay descanso ni desconexión, pero siempre se intenta hacer lo que se puede como ir con una amiga a un concierto de Soul, (aunque tengas que volverte a casa antes de lo previsto porque a tu hijo le haya dado una vomitona), o conducir tu sola hasta Alicante para disfrutar de un concierto de Nach, o sencillamente sacar 20 minutos para pasear sola por el centro de Cartagena.

El viaje a Córdoba con Yoel fue mucho más que estresante porque están en la bonita y difícil edad de los 2 años donde grita y prueba hasta donde está el limite, así que el viaje fue un no parar de correr detrás de él, de riñas y risas a escondidas, pero para mi sorpresa cada vez que levantaba la cabeza para dejar de mirar a mi hijo descubría una ciudad bonita, con rincones increíbles donde se podían hacer sesiones, con mucha historia y bien conservada. Córdoba me encantó! Y ya tengo claro que volveré, pero la próxima vez sin hijo para poder ver todo aquello que me faltó por ver y poder disfrutar de un té en este precioso lugar  sin que Yoel tire toda la fruta al suelo y salte por encima de todos los sofás(esto pasó de verdad).

Yo no se el resto de las mamás-trabajadoras(en especial las autónomas), pero yo hay veces que me siento desbordada y me parece que nada estoy haciendo bien, y me doy el honor de caer porque con el tiempo he aprendido a levantarme con más fuerza, y no me escondo, lo reconozco! Por favor, no te angusties, ni te presiones, ni te machaques por no hacer las cosas perfectas o sencillamente no poder hacerlas, eso te hace más humana! Como dice esta famosa frase «Keep calm and carry on» MANTÉN LA CALMA Y SIGUE ADELANTE, somos mujeres, madres y trabajadoras y debemos sentirnos orgullosas por ello.

En los últimos meses he llevado más lío del que había tenido hasta ahora y eso me ha provocado unos despistes inimaginables que han resultado súper graciosos, y que me han hecho darme cuenta de que al final siempre hay un motivo por el que sonreír y porque no, compartirlo con el resto de amigos para que también sonrían un poco.

El 2013 ha sido un año complicado para mucha gente, así que los que nos sentimos realmente afortunados por poder tener un trabajo que nos apasiona y que además funciona, deberíamos tener la obligación de hacer lo posible por ayudar o sacar una sonrisa a todos aquellos que podamos y no hace falta que esperemos a Navidad para hacerlo. Sólo haz sonreír, intenta hacer feliz porque la vida te lo devolverá de la misma manera.

HAVE A NICE DAY!!

sin comentarios
Comentario

Tu e-mail nunca será publicado o compartido. Los campos obligatorios están marcados *

Menu