Yoel, modelo y fotógrafo(segunda parte) – Fotografía de niños

Hola, soy Rocío, tengo 32 años, un hijo muy especial de 4 años, una hipoteca, dos trabajos en el que uno de ellos es mi negocio, estoy divorciada, hace poco he perdido a una gran amiga, vivo cansada(salvo para irme a correr al monte) y el cansancio me pone de mal humor aunque soy muy alegre(menuda parida), y mi vida social se reduce a… No tengo tiempo! Soy un partidazo, eh? Seguramente para ojos del resto de mundo no, pero para mi hijo si. Él me dice que soy guapa hasta cuando llevo unas ojeras que ni el corrector más caro del mercado cubre(mentira, soy autónoma, como mucho uno de L´oréal), no finge y me dice que estoy preciosa si me levanto con los rizos alborotados, se ríe de mi, lógico! Me acaricia la mano cuando nos sentamos a ver una peli los fines de semana que está conmigo. Todas las noches me hace entrar a su habitación varias veces porque se le han borrado mis besos y mientras me salgo me dice que me quiere mucho. También es único sacándome de mis casillas, pero único, único. Me hace reír como nadie. Se parece tanto a mi en la forma de ser que hay veces que he llegado a decir que no tengo un hijo, que tengo un castigo(pobres padres míos), pero sabe dar los mejores y más sanadores abrazos del mundo!!

Ahora pasamos menos tiempo juntos, así que, el tiempo que pasamos lo dedicamos a hacer cosas que nos gustan a los dos… Como hacernos fotos! Hubo una primera parte, esta es la segunda:

Veis en mi foto el trozo de corteza que falta? Fijaros en la foto anterior su dedito… Al levantarlo salió una araña gigantesca(eso dice él porque yo no la vi) y al salir corriendo tropezó con la rama que hay delante, fue todo un espectáculo… Claro que él aprovechó para decir eso de: “Mami, ahora te toca a ti. Siéntate en el tronco que te hago yo las fotos”.

Continuará…

sin comentarios
Comentario

Tu e-mail nunca será publicado o compartido. Los campos obligatorios están marcados *

Menu