¡Mi nueva debilidad!

Tengo debilidad con las pestañas y los pies de los niños, pero durante las sesiones de bebés me he dado cuenta que sus ombligos también me vuelven loca. Y es que es una parte tan importante de nuestro cuerpo que creo que lo pasamos por alto… Durante 9 meses hemos sobrevivido gracias a él. Es la primera unión entre el niño y la mamá. Aquí os dejo los ombliquitos de Nacho, Ainhara, Marco y Luna.
1 Comentario
Comentario

Tu e-mail nunca será publicado o compartido. Los campos obligatorios están marcados *

Menu