Mar, 13 días

Para una fotógrafa de recién nacidos(que bien suena esto jejeje) no hay nada mejor que un bebé se deje manejar sin llorar, sin despertarse y sin tener que dormirlo. Esto es lo que me ha pasado a mi con Mar, no he tardado en dormirla más de un minuto y después todo ha sido comer y dormir.

Llevaba una racha en la que los bebés tardaban como unas 3 horas en caer rendidos y empezaba a preguntarme si sería yo que les trasmitiría mi estrés o si había algo que estaba dejando de hacer bien. Nada más entrar por la puerta de mi estudio, su mamá(a la que podéis ver pinchando AQUI),  me ha dicho que era guerrera y que no sabía como se iba a portar en la sesión… He notado como mis piernas temblaban pensado en la mañana que me esperaba con la semana tan dura que me queda por delante preparando el stand de IFEPA, pero finalmente ha sido todo lo contrario.

Por lo general cuando terminamos la sesión es raro al que no le de por llorar mientras lo visten, pues ella ni eso!

 

1 Comentario
Comentario

Tu e-mail nunca será publicado o compartido. Los campos obligatorios están marcados *

Menu