Daniel, 12 días

Daniel ha sido el bebé más pequeñito que he tenido en mis manos, era tan dulce, tan bonito… Cuando la mamá me dejó darle el biberón me sentí taaan agusto, os prometo que me lo hubiese quedado!!

Aunque no lo parezca en las fotos ni os imagináis como sudé para abrirle los puños en cada postura!  Tampoco os imagináis como se reían los papás! Jajaja! Ella me contaba que en todas las ecografías que tiene sale con los puñitos cerrados.

Mirar que ayudante me trajeron para esta sesión, su preciosa cocker Kira, aunque más que ayudar me hizo sudar más que para abrirle los puños a Daniel. Cambié dos veces de cesto, otra en el puf y finalmente la que os pongo aquí porque no había manera de que ella se acercase a él, como lo respetaba!! Y él ni se despertó!!

Tenía el nido comprado desde Abril pero aún no lo había utilizado, todos los bebés que había tenido hasta el momento eran muy largos o muy grandes y no me iban a entrar. En el ultimo momento antes de irse caí que seguramente él si cogería y  sin duda creo que este nido estaba hecho para Daniel. Creo que nunca voy a olvidar la cara de su mamá cuando lo vio dentro del nido. Si ya estaba enamorada del nido desde hace un año cuando empecé a verlo en fotos de fotógrafas americanas, ahora que lo tengo yo y he visto el resultado, más enamorada estoy aun!

 

sin comentarios
Comentario

Tu e-mail nunca será publicado o compartido. Los campos obligatorios están marcados *

Menu