Carmen, 10 días

Esta ha sido la primera sesión de recién nacido desde el accidente y casi he creído que la espalda se me partía en mitad de la sesión, he estado apunto de romper a llorar en dos momentos por no soportar tanto dolor. Estoy en rehabilitación pero en la misma tarde de la sesión he tenido que ir a un fisioterapeuta porque no me podía ni mover.

No quiero quitarle protagonismo a esta niña con mis dolencias pero creo que la gente debe saber el esfuerzo tan grande físico y mental que se tiene en las sesiones de recién nacido.

Esta niña ha sido buenísima! Se dejaba hacer de todo y no la he oído llorar ni un segundo. Lo único… me resultaba imposible dejarle el dedito meñique pegado! jajaja! Fijaros que en todas fotos lo tiene separado. Que auténtica!
A sus papás les hice la sesión de pre-mamá y si me reí muchísimo en la primera sesión en esta ha sido tres cuartas partes de lo mismo!

Esta última foto le pedí a mi ayudante que me la hiciera porque me encantaba como se agarraba esta niña de los dedos. Ella me entiende perfectamente cuando estoy trabajando en la sesión, ni a mi ni a los padres nos falta de nada pero la cámara… la cámara no es lo suyo jajaja!

sin comentarios
Comentario

Tu e-mail nunca será publicado o compartido. Los campos obligatorios están marcados *

Menu