Candela y Pedro, 9 meses

Cuando su mamá se puso en contacto conmigo y me dijo que eran mellizos de 9 meses pensé… Voy a morir con dos bebés en el estudio! Y cual fue mi sorpresa el día de la sesión que no podían ser más buenos y tan diferentes!
Ella un poquito más bicho y más nerviosa le encantaba estar boca arriba y nada boca abajo. Él más bueno y más tranquilo le encantaba estar boca abajo.

Cuando terminamos en el estudio bajamos al parque para hacerles unas fotos con sus papás y nada más terminar la última foto Candela se quedó durmiendo.

Con niños así yo quiero repetir!

sin comentarios
Comentario

Tu e-mail nunca será publicado o compartido. Los campos obligatorios están marcados *

Menu